Los entrenamientos este diciembre están siendo muy entretenidos y no solo por las diferentes condiciones de meteo con las que navego. Y es que a veces me  acompañan otros navegantes.

En esta anochecida en la Bahía de Cádiz, un suave y fresquito poniente nos lleva a  mi amigo Nacho Alsina y a mí a Puerto Sherry después de otro día de entrenamiento.

¡¡Mañana más!!