2007

2013

MINI TRANSAT 2013

DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE  “EL BICHO”

En 2007 finaliza sus estudios de Ingeniería Naval siendo su proyecto fin de carrera un Mini Transat de serie, y está decidido a construirlo, pero en prototipo.

Decide trasladarse a Valencia para empezar su carrera hacia la Transat 650, empieza a trabajar en varios astilleros, visita a múltiples navegantes de la clase Mini y navega con ellos. Realiza un estudio exhaustivo y consigue afinar unas líneas innovadoras y potentes para su barco.

En Septiembre de 2008 consigue reunir suficientes fondos, coraje y se embarca en la construcción de su propio barco, con la más alta tecnología. No duda en utilizar la fibra de carbono o la laboriosa técnica del laminado al vacío. Para optimizar al máximo los escasos fondos de que dispone para la obra, se va a vivir a la nave donde construye “El Bicho”. Serán 9 meses de vida espartana que solamente fortalecerá más los ánimos de Pablo.

La construcción durará hasta finales del año 2012 con multitud de anécdotas. Como resultado de ello, Pablo obtendrá un bagaje y una ventaja frente a sus competidores, aunque el precio ha sido alto: 4 años de construcción, de sufrimientos y penalidades. Pero obtiene la mejor recompensa: el conocimiento de hasta el más mínimo detalle de su barco, una capacidad para el sacrificio a prueba de fuego y una resistencia mental que le harán relativizar las más duras experiencias que ofrece la mar. Su objetivo está claro: participar con El Bicho en la Mini Transat 2013.

Es en Marzo de ese año, en un transporte navegando por el golfo de León hacia Génova para participar en una regata de entrenamiento, cuando Pablo y El Bicho naufragan a causa de un fuerte temporal de mistral. Ahí se acabó un sueño, mejor dicho, se interrumpió el sueño de competir con los mejores atravesando el Atlántico.

A partir de entonces, Pablo empieza a trabajar en unos de los mejores astilleros del mundo a fin de aprender bien el oficio, y consigue ahorrar de nuevo para comprar un nuevo barco: El Bicho II.